jueves, 29 de noviembre de 2012

La Risa y el Llanto. Masajes Naturales del Plexo Solar

La Risa Sana Sana. ¡Ay que me Meo!


En la actualidad está casi no permitido el llorar o el reír a carcajadas. Las personas te miran con cara de serios, como si fueras un bicho raro cuando te ríes en alto en público y tus acompañantes te pueden hasta decir “pero cálmate  contrólate . Quizás podrían llamar a la policía y denunciarte por escándalo, “en público hay que comportarse”.

De la misma manera ocurre cuando lloras. Imagínate una persona adulta sentada en una acera en la calle llorando con desvelo y sin tapujos. Sus compañeros intentan evitar que siga llorando, los transeúntes miran como si el/la que llorara estuviera loco/loca (“que se vaya a llorar a su casa” podrían pensar). Si la persona en cuestión siguiera llorando a gritos, entonces alguien llamaría a la policía y la policía le llamaría como mínimo la atención al llorón o llorona y la invitaría a que se fuera a su casa. En el peor de los casos podrían dar parte a  las autoridades pertinentes: Psiquiatría.

Pero ¿Porqué no está permitido llorar, porqué no está permitido reír  ¿Porqué piensa la gente que estás loco, borracho o drogado si expresas tus sentimientos cuando tendría que ser lo más natural del mundo? La respuesta es el miedo, inculcado desde afuera (sistema, educación no oficial, tabúes, prejuicios, enseñanzas erróneas) para que cada vez nos apartemos más de nosotros mismos, nos enfermemos y muramos.

Las Lágrimas Sanan. "Llora mi Niño que eso es Bueno"

Todo trauma causa un bloqueo en el Plexo Solar. Si ese bloqueo no se sana enfermará a la persona afectada.

Los niños lloran con fuerzas, así se le saltan las lágrimas, los mocos y las babas cuando se traumatizan, cuando se asustan, cuando se disgustan. Así es como hay que llorar.
Los niños pequeños tienen una función inconsciente programada en su alma para limpiar sus Plexos Solares de bloqueos energéticos y superar los traumas.
El niño que se revuelca en la cama, pataleando, llorando a gritos hasta que su llanto se convierte primero en sollozos y luego en suspiros ha sanado su Plexo Solar, ha sanado el trauma.

De la misma manera, la risa a carcajadas desbloquea, sana y carga energéticamente el Plexo Solar.
Reírte así que te meas es una de las mejores terapias. “¡Hay que me meo, hay que me meo!” Es un síntoma de relajación, de ser tu mismo, de abandono a la vida, de plenitud, de felicidad.

Los suspiros después de las carcajadas, al igual que después del llanto demuestran la mayor absorción de aire en nuestro organismo  Un mayor y mejor flujo de energías por nuestra alma. Los bloqueos energéticos desaparecieron, ahora la energía fluye de forma perfecta por la “Línea Hara”.

El Reír. "Bálsamo" para Cuerpo y Alma. Contagioso

Los adultos, a causa  de tabúes y prejuicios han perdido en gran manera la capacidad natural de llorar y reir, han perdido la capacidad natural de su cuerpo y alma de sanarse por sí misma.

Tanto el llanto como la risa son masajes naturales del Plexo Solar y el sollozo y el suspiro la prueba fehaciente de que ese “masaje natural” ha dado buen resultado.

Así que a llorar y a reír  que son dos días. No reprimas tus emociones, relájate y disfruta y verás que bien te sientes después, y no reprimas nunca el llanto o la risa de un niño porque lo estarás “enfermando”, le estarás quitando su capacidad innata de sanación.

Yo personalmente me suelo reír más con el alma que con la boca, pero si que me río mucho (me hace feliz) cuando la gente llora. Muchos no lo comprenden...

Damián Alvarez.
Gran Era del Amor